Tiempos de Crisis

Frágil como un murmullo helado.
Se distingue su silueta
en una sombra perdida
sobre el asfalto.

Todo se ha dado la vuelta.
Todo está ahora del revés.

Quisiera coger las riendas.
Alarga la mano al frente
pero no las alcanza.

Ve la vida pasar delante de sus ojos
como un vagón a veces ajeno.
Otras se ve sentada en el vagón
sin saber bien el destino.

Pero el dinero no alcanza
y su crisis es de identidad.

Tiempos ajenos de vidas propias
vividas por otros que por ella deciden.
Anuncios de empleo que no la buscan.
Perdida en el fondo de un negro amanecer.

Sus pies paran de pronto
sin saber muy bien quién dio
la orden.

Mira con ternura infinita a su pequeña
que con la sabiduría y oportunidad
que solo tienen los niños,
aprieta su mano.

El aire vuelve a entrar poco a poco en sus pulmones.

Se sientan juntas en el banco del parque.

Su pequeña coge el periódico y, con aire decidido, pregunta:

Mamá, y de reponedora ¿qué tal nos viene?

 

crisis

Anuncios

Deja un comentario(sólo es necesario el campo de nombre)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s