Bambalinas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

bambalinas

Cinco, seis , siete, ocho

Sus pies se elevan en el aire
pero es su alma la que salta,
la que serpentea.

Cinco, seis, siete, ocho

Sus brazos se agitan
en acompasados movimientos
pues los levanta el corazón.

Cinco, seis, siete, ocho

La ilusión desborda su mirada
y su pasión invade el auditorio
con la energía tan pura
que solo tienen los niños.

Cinco, seis, siete, ocho

Y en cada movimiento ella vibra
como si estuviera bailando,
con la mirada de la primera vez,
con el recuerdo de los primeros pasos
anidando en sus pupilas.

Cinco, seis, siete, ocho

La música se detiene
y las manos, sudorosas
aplauden magistralmente
desde el ricón del escenario.

Corazón de bailarina.
Vida entre bambalinas.

Cinco, seis, siete, ocho…

Rafa Pérez Herrero

 

Anuncios

Deja un comentario(sólo es necesario el campo de nombre)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s