El problema

 

 

 

 

 

 

 

Quizá el problema está en el palito que acompaña al círculo…
Eliminemos el palito pues…
Hablemos de persona.
Pero para hablar de persona hay que conseguir equiparar, que significa igualar…
Por eso hoy es hoy.
Aquí y ahora.
Lo vamos pillando…

Quizá pueda caer el palito cuando se entienda que no consiste en ayudar en casa.
No se ayuda.
La casa es de ambos y el trabajo que requiere también.

Quizá pueda caer el palito cuando se entienda que la remuneración en el trabajo no debe depender de dicho palito.
Ni el respeto, ni la posición, ni el privilegio.
Ni la compañía o la soledad, ni decidir hacer con la libertad lo que a la persona le dé la puñetera gana.

A ver si después de todo la culpa la tiene centrar la atención en la flecha o la cruz del dichoso palito.

Enhorabuena luchadoras en pos de la igualdad.
Enhorabuena luchadores en pos de la igualdad.

Palito a un lado…

Rafa Pérez Herrero.

Anuncios

Deja un comentario(sólo es necesario el campo de nombre)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s